Saltar al contenido
Atrás

Adelgaza comiendo fruta de hueso El Ciruelo

Un nuevo hallazgo se suma a los numerosos beneficios que las frutas de hueso aportan a nuestra salud.
 

 

Según una nueva investigacióm realizada en EEUU las frutas de hueso, y en particular los melocotones, las ciruelas y las nectarinas, pueden ayudar a combatir la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, las cuales están asociadas con el sobrepeso y la obesidad.

 

Los compuestos fenólicos que se encuentran en estas frutas de hueso pueden ayudar a combatir el síndrome metabólico, normalmente asociado a la obesidad, y que conduce a múltiples problemas graves de salud. Estos compuestos tienen acción antiinflamatoria, antiobesidad y antidiabetes, y también pueden reducir la oxidación del colesterol malo (LDL), relacionado con patología cardiovascular.

 

Las frutas de hueso estudiadas en la investigación contienen una cantidad mínima de calorías y se consideran una muy buena opción como alimentos saludables. Una ciruela aporta sólo unas 30 calorías. Además contiene calcio, potasio, cobre, zinc, vitamina A, vitamina C y vitamina K. Todos estos componentes adicionales hacen que sea un alimento nutritivo.

 

Otro alimento saludable que ha sido estudiado es el melocotón. Un melocotón de tamaño mediano contiene alrededor de 58 calorías, así como calcio, niacina, magnesio, potasio, fósforo, vitamina C y vitamina A.

 

Comer frutas de hueso El Ciruelo es beneficioso para la salud y, además, ayuda en la pérdida de peso. Si las incluyes en tu dieta diaria te ayudarán a adelgazar equilibradamente, sin perder energía y vitalidad, eliminando exceso de líquidos, grasas y toxinas.

 

*Fotografía de José Ruiz