Saltar al contenido
Atrás

Las ciruelas y albaricoques El Ciruelo son una fuente de calcio

El calcio es un mineral importante para nuestro organismo. Tiene varias funciones:

  • Dar fortaleza a los huesos.
  • Ayudar a regular la frecuencia cardiaca.
  • Disminuir los niveles de colesterol en sangre.
  • Intervenir en la coagulación de la sangre.
  • Ayudar a reducir la tensión arterial.
  • Prevenir la pérdida de masa ósea.
  • Es activador de diferentes enzimas.
  • Mantener la piel sana.
  • Durante el embarazo, reduce la incidencia de preeclampsia.

 

Los alimentos con mayor contenido en calcio son los productos lácteos, los frutos secos, yema de huevo y las sardinas en conserva. En menor proporción las legumbres y los vegetales verdes oscuros (espinaca, acelga, brócoli), mariscos y algunas frutas como la ciruela y el albaricoque.

 

Los lácteos y sus derivados son los más ricos en calcio y éste también es mejor absorbido por nuestro organismo: 100 gr de queso tienen 730 mgr de Calcio, una taza de leche 276 mgr de Calcio, 100 gr de espinacas 245 mgr de Calcio, 100 gr de yema de huevo 17 mgr de Calcio, 100 gr de ciruelas tienen 14 mgr de Calcio y 100 gr de albaricoques también 14 mg de Calcio.

 

Dependiendo de la edad y en la situación fisiológica que estemos nuestros requerimientos en calcio son mayores o menores.  Desde nuestro nacimiento hasta los tres años la ingesta adecuada de calcio sería 200-500 mgr/día. Conforme vamos creciendo estas recomendaciones van aumentando desde 800-1300 mgr/día. Si consumimos las ciruelas y los albaricoques deshidratados el aporte de calcio será mayor, pero también el calórico.  Por lo que es aconsejable tomar 2-3 piezas pequeñas de ciruelas o albaricoques como una ración de fruta en la época de temporada.  Tenemos que tener en cuenta que las frutas al tomarlas crudas no pierden ninguna de sus propiedades, por lo que aunque tengan menos cantidad de calcio que otros alimentos, al no tener que someterlas al calor para su consumo pues al final se acercan bastante a las cantidades de otros alimentos, como por ejemplo las legumbres.  También hay que tener en cuenta que una gran parte del calcio de las frutas se encuentra en la piel.  En general, los zumos de frutas suelen tener menos calcio que las frutas de donde ellos proceden.

Recordar que es recomendable tomar como mínimo 2 raciones de fruta al día y ya sabéis que las frutas también nos aportan calcio.

 

Un consejo de Anabel Cánovas, dietista-nutricionista de Cenur  “Centro de Nutrición Humana y Dietética”.

http://www.cenur.es