Saltar al contenido
Atrás

El Ciruelo te contamos el porqué de la tradición de las uvas en Nochevieja

Se acerca el momento de preparar las doce uvas en la mesa para las campanadas de Nochevieja. Y, como cada año, volvemos a preguntarnos de dónde vendrá esta costumbre española que ha traspasado fronteras.

 

Para resolver la cuestión, hemos investigado sobre el tema y la verdad es que existe más de una teoría al respecto. ¿Quieres conocerlas? Pues sigue leyendo ;)

 

Cuestión de burguesía

 

Corría el año 1894, cuando el periódico de la época El Siglo Futuro se hacía eco de ‘las uvas bienhechoras’, una tradición llegada de las familias adineradas en Francia quienes comían uvas al oír sonar la primera campanada de las doce.

 

Poco a poco este ritual se fue extendiendo por España. En principio como una manera de ridiculizar a la burguesía por parte de las clases más populares.

 

Los primeros en hacerLo fueron un grupo de madrileños que acudieron hasta la Puerta del Sol en Madrid con sus doce uvas de la suerte esperando por las campanadas del reloj. Y fue a partir de 1903 cuando el resto del país daría por iniciada esta memorable tradición.

 

Una cosecha como ninguna otra

 

Otra de las teorías, un poco más breve, habla de que fueron los agricultores de Alicante quienes tras un año de excedente de uvas en 1909 impulsaron el consumo de esta fruta para dar la bienvenida al Año Nuevo.

 

Lo cierto es que en Grupo El Ciruelo nos encanta que esta celebración se haya inventado y poder festejarla con el mejor fruto: las uvas de mesa. También llamadas uvas de la buena suerte. ¡No os quedéis sin las vuestras! ¡Ya podéis comprar en nuestra tienda online!