Saltar al contenido
Atrás

Gazpacho de nectarinas

Esta fruta procedente del melocotón es, en sus mejores versiones, una explosión de sabor, jugo y dulzura. Su piel lisa hace que se pueda comer sin pelar, lo que facilita su consumo y añade fibra a la dieta.

Vamos a elaborar un gazpacho con nectarinas "El Ciruelo" que os sorprenderá por el toque dulce y exótico que estas frutas aportan al plato.

Para ello necesitaremos:

4 nectarinas de "El Ciruelo", 2 tomates, 2 cucharadas de vinagre suave, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, pan duro, sal, agua. Para decorar: media nectarina y unas lonchas de jamón.

Preparación:

Lavamos y troceamos las nectarinas y los tomates. Los ponemos en el vaso de la batidora y salamos. Mezclamos y dejamos reposar unos minutos para acentuar el sabor del tomate.

Trituramos bien hasta lograr una crema fina, añadimos el vinagre y volvemos a triturar. Añadimos el aceite y damos un par de golpes más con la batidora.

Probamos de sal y vinagre. Si vemos que está muy ácido podemos añadir un trozo de pan del día anterior remojado en agua. Y si está muy espeso añadiremos agua al gusto.

Lo pasamos todo por un colador o chino para desechar los restos de pieles y pepitas.

Decoramos y reservamos en la nevera para servirlo muy frío.