Saltar al contenido

Grupo El Ciruelo seguimos luchando contra el cambio climático

En estos días en los que se están reuniendo en Francia representantes de 195 países con el objetivo de establecer un acuerdo global para combatir el cambio climático, queremos manifestar nuestro gran apoyo a esta lucha que sabemos que no será posible sin el compromiso de todos.

El Ciruelo lucha contra el cambio climático

En la cumbre del clima de París se intenta sustituir el Protocolo de Kioto. Pero esta vez, a diferencia del pacto de 1997, la idea es que se incluyan medidas de reducción de las emisiones responsables del calentamiento del 100% del planeta y no sólo las de los países desarrollados. La agricultura, la deforestación y los usos del suelo —responsables del 24% de las emisiones globales— juegan un papel que en Kioto no tuvieron.

En el viejo continente, la lucha contra el cambio climático se ha centrado en el sector energético pero las políticas sobre deforestación y agricultura relacionadas con el cambio climático son las grandes olvidadas. La ONU calcula que el 24% de los gases de efecto invernadero que el hombre expulsa a la atmósfera están relacionados con la agricultura, la deforestación y los cambios de usos del suelo.

¿Que podemos hacer cada uno de nosotros?

Desde Grupo El Ciruelo estamos comprometidos y. prueba de ella, es que somos la primera empresa murciana con Verificación de Huella Hídrica y de Carbono y la única empresa a nivel nacional en el sector agroalimentario en conseguirla para la uva de mesa, lo que es esencial para la gestión y el ahorro de agua y sus costes. De esta manera, apostamos por una agricultura eficiente y sostenible que permite mayor rentabilidad y productividad, reduciendo los costes, mejorando la calidad y, sobre todo, disminuyendo su impacto ambiental.

Y a nivel particular, es el momento de que cada uno de nosotros se comprometa a cambiar: cosas como usar menos el coche y más el transporte público, o andar e ir en bici para desplazarnos, o reciclar, entre otras muchas cosas, son pequeñas acciones en manos de cada uno de nosotros. El futuro del planeta no se decide sólo en París, sino en las empresas y en los hogares de todos. Es el momento de actuar.

// ]]>