Saltar al contenido
Atrás

Uvas El Ciruelo con cordero

Las combinaciones inusuales son, en muchas ocasiones, las más exquisitas. Como este sencillo y sorprendente plato agridulce que nos propone Juan Mari Arzak. Una receta muy fácil de elaborar pero con gran efecto... ¡que gustará a todos!

 

Ingredientes

1/4 de l de nata
1/2 kg de carne de cordero
20 g de salsa de soja
2 dientes de ajo picados y fritos
Sal
Jengibre

  • Para la reducción de soja con azúcar:

150 g de salsa de soja
50 g de azúcar


Elaboración
Primero se prepara la carne de cordero, el envoltorio.
Tenemos que triturar todos los ingredientes para hacer una masa de carne. Se puede hacer esta masa de carne con los aliños que se quiera. Si no tienes soja, se le puede añadir un poco de vinagre o en lugar de jengibre un poco de pimentón.
Pelamos las uvas sin semillas El Ciruelo y las cubrimos con esta masa de carne (no mucha cantidad para que luego lo podamos comer de un bocado). Ésa es la magia de este bocado: primero se muerde la carne, y dentro nos encontramos con la uva. Además, si lo hacemos pequeño se fríe mejor.
Se sirve con una salsa de soja muy sencilla. Haremos una reducción de soja con azúcar. Se pone en una sartén un buen chorro de soja con una cucharada de azúcar, se deja que hierva a fuego suave hasta que quede dulce y ligado.
Como presentación, envolver la uva pelada con la masa de carne triturada, formando bolitas que pincharemos con un palillo. Freír en el aceite caliente y escurrirlas en el momento de servir. Acompañar las bolitas de cordero con uvas con unas pinceladas de salsa.
¡Buen provecho!!