Skip to Content

Pastel de ciruelas frescas de El Ciruelo y mascarpone

Pastel de ciruelas El CirueloPensando ya en la estación que viene, la de las frutas de verano, hemos encontrado esta exquisita receta en la que unas de nuestras frutas favoritas, las ciruelas, son las protagonistas. Su sabor dulce tan característico contrasta y combina a la perfección con el sabor del queso mascarpone y hacen de este pastel una delicatessen perfecta que hará las delicias de los amantes de los postres con fruta.

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa de hojaldre (comprada o hecha en casa)
  • 2 kg de ciruelas rojas o negras de El Ciruelo maduras partidas por la mitad , deshuesadas y con la piel.
  • 350 gr y 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 vaina de vainilla con un corte longitudinal
  • 200 gr de queso mascarpone
  • 75 gr de crème fraiche
  • 2 cucharadas de miel

 

Elaboración:

Precalentar el horno a 350º. Colocar la masa sobre el molde haciendo sobresalir los bordes y hornear hasta que esté dorada.

En un recipiente, mezclar las ciruelas con los 350 gramos de azúcar , el zumo de limón y la mitad de la vaina de vainilla raspada.

Dividir la mezcla de las ciruelas en dos recipientes de vidrio aptos para hornear, colocáncolas con la parte cortada hacia abajo y ligeramente superpuestas. Asar durante unos 40-60 minutos, hasta que empiece a salir el zumo y espese un poco y las ciruelas estén tiernas pero antes de que se deshagan.

Dejar enfriar un poco.

Transferir las ciruelas a una bandejas, cubrir con plástico y refrigerar.

En un cazo, verter el zumo de las ciruelas y llevar a ebullición. Cocinar a fuego lento durante 4-5 minutos hasta que se reduzca.

En un tazón, mezclar las dos cucharadas de azúcar con el mascarpone, la crème fraiche, la miel y la otra mitad raspada de la vainilla. Batir hasta que tenga una consistencia firme.

Extender esta crema de mascarpone uniformemente sobre la masa de hojaldre. Colocar una capa de ciruelas frías sobre la crema, sin superponerlas. El resto de las ciruelas se colocan formando una espiral con una cúpula en el centro.

Con una brocha de pastelería bañar el pastel con el zumo de las ciruelas. Si se ha solidificado se le puede añadir una cucharada de agua, calentarlo un poco y mezclar antes de añadir al pastel.

 

*Receta de bonappetit

 

 

 

// ]]>